Terapia familiar

Sobre la Terapia Familiar

Una familia es un equipo y  por tanto,  el resultado de la convivencia es de tod@s sus miembros, no existen responsables únic@s: No es solo su mal carácter, también son nuestras reacciones ante el mismo y la reacción que a su vez provoca cada una de estas en todos los miembros del sistema. La buena noticia: Cambios de una de las partes, pueden provocar cambios asombrosos en el conjunto.

La terapia familiar es de gran utilidad para detectar y cambiar aquellas dinámicas que están perpetuando la mala convivencia y que tanto daño están haciendo a tod@s sus miembros, provocando diferentes reacciones en cada un@ de ell@s, que a su vez, tienen consecuencias en los demás.

Ante esta situación, no existe más solución que romper el círculo  vicioso dejando de hacer aquello que se estaba haciendo y  que lleva años probando su  ineficacia ¿Cómo? Probando a hacer cosas  diferentes. Definir qué, será nuestro objetivo en terapia

La terapia familiar no implica la asistencia obligatoria de toda la familia a las sesiones si esto no es posible, de hecho en determinados casos aun siendo posible, no es lo aconsejable. Por lo tanto, según el caso,  se valorará la pertinencia bien de una intervención conjunta, bien de una inclusión puntual de algun@s miembros de la familia en el seguimiento psicológico de l@s interesad@s, respetando siempre la confidencialidad de lo contado en las sesiones individuales.

¿Lo intentamos?

680 94 75 15

Rúa de San Pedro, 37, 4ª Planta, Santiago de Compostela.

info@carmenquilezpsicologa.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
× ¿Cómo puedo ayudarte?